Las doce uvas: deliciosa tradición de Nochevieja

Año a año, las celebraciones por nochevieja llegan cargadas de tradiciones y ritos que todos repetimos, muchas veces, sin saber qué significado tienen realmente. Maletas, cereales, colores especiales y hasta determinadas prendas íntimas invaden el fin de año con la promesa de “hacer del año que viene, mil veces mejor”.

Dentro de todas estas tradiciones, la que más años lleva con nosotros es, sin duda, el ritual de comer uvas. Aunque actualmente se comen una a una pidiendo un deseo al momento que se ingieren, esta tradición ya lleva un par de siglos entre nosotros, y no siempre significó lo mismo. La referencia más antigua a esta deliciosa costumbre data de 1882. Se dice que quienes pertenecían a la burguesía solían comer muchas uvas como parte de la cena en Nochevieja, además del champán y otros manjares.

La costumbre se dio a conocer, y un grupo de madrileños decidió burlarse de esta tradición comiendo uvas en la Puerta del Sol (Madrid), famosa por ser el lugar en donde se escuchan las clásicas campanadas por Nochevieja. Hasta el día de hoy, cientos de personas se dan cita en la Puerta del Sol y esperan que el gran reloj marque las doce, convirtiendo la espera en una inolvidable fiesta.

Otra historia cuenta que esta costumbre se originó en 1909, cuando la cosecha de uva fue abundante y se decidió venderlas como “uvas de buena suerte y prosperidad”. Probablemente, por ello se le asignan ahora un poder mágico que cumple los deseos que pedimos mientras las comemos, una por una hasta completar doce. En España, al igual que en algunos lugares del mundo, se suele comer una uva por cada campanada que anuncia la medianoche.

La mágica tradición de comer uvas es acompañada de más manjares que se disfrutan en Nochevieja. La cena española de nochevieja se conforma, básicamente, de frutos frescos marinos y de carne asada o al horno.

Lo mejor es que todas estas delicias las encuentras en precios de oferta por nochevieja en todos los supermercados. Así que no hay excusa para no deleitarte con los platillos y la emoción de esperar el año nuevo.

Autor: Osiris

Compartir este artículo en

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>